sábado, 4 de enero de 2014

MAUS Y EL INSTINTO DE LA SUPERVIVENCIA

¿Qué podría decir de Maus que no se haya dicho ya?...no lo se,  simplemente pienso que es un excelente trabajo y original en su concepto y desarrollo.
No voy a referirme a los premios que haya ganado Maus, ni a las reediciones que haya tenido esta obra, que aunque me alegro de tal reconocimiento no voy por esa dirección.

Maus de Art Spiegelman (Planeta DeAgostini, XI-2001)

Primero agradezco a mi mujer que comprara hace años el ejemplar que tengo, pues en su momento y a falta de crítica alguna podía ser una apuesta arriesgada. Reconozco que a primera vista y por la simplicidad del dibujo nunca hubiera mostrado mucho interés... y es un hecho que estuve tres o cuatro meses sin prestarle atención. 
Hasta que un Domingo me levanté de madrugada al no poder dormir... desconozco una vez despierto que me impulsó a leer Maus, solo recuerdo que me empezó a absorver tanto, que no me incorporé del sofá hasta que terminé de leerlo y con la sensación de que quería más.

Pagina en la que sale representado el propio autor de Maus (Art Spiegelman)


Art Spiegelman es el autor de Maus, nos relata la historia real de su padre (Vladek Spiegelman), un judío polaco de familia adinerada y superviviente del genocidio que provocaron los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.
La narración se sucede entre dos lineas de tiempo, desde el presente que comienza a finales de los años 70 en Rego Park (Nueva York), donde Art Spiegelman va entrevistando a su padre acerca de sus experiencias con el Holocausto. Tomando como referencia la entrevista, es cuando nos introduce en el pasado, empezando con los años previos a la Segunda Guerra Mundial.

La llegada de los judíos al campo de concentración de Auschwitz












Personalmente me parece una historia con un tratamiento muy original... para empezar, los protagonistas son animales que escenifican las razas y comportamientos humanos. Los ratones representan a los judíos (en realidad Maus significa ratón en alemán), los gatos son los alemanes, los cerdos son los polacos que no son judíos, las ranas son los franceses, los suecos son los ciervos, los ingleses son peces y los estadounidenses son los perros (los españoles no salimos, pero tengo ciertas inquietudes sobre como nos habría representado el autor, aunque pensándolo bien mejor no saberlo).
La novela nos habla sobre la hambruna, el maltrato y un instinto de supervivencia destructivo, incluso entre los propios judíos.
De forma paralela, Art nos explica la tensa relación que mantiene con su puntilloso y obstinado padre, a quien la guerra ha dejado secuelas. De hecho, al principio Art muestra cierta apatía por las dificultades por las que se enfrenta su padre, pero conforme la historia avanza va aumentando su interés, acusando cierto remordimiento cuando analiza su relación con él.

Diálogo del que hago referencia en la ultima viñeta de la página 116






Maus contiene algunos diálogos que no te dejan indiferente:
-"En aquella época, ya no había familias. ¡Era el salvese quien pueda!- o -¿Amigos? Encierralos juntos en una habitación sin comida durante una semana...¡y entonces entenderás que son los amigos!
Otra curiosidad que encontramos es la forma de hablar de Vladek, detalles típicos del inmigrante que no esta totalmente familiarizado con un idioma que no es el suyo (en este caso el ingles).
Debo confesar que a pesar de la impresión inicial, el dibujo con trazos toscos y angulosos es realmente apropiado y funcional, destacando una gran fluidez narrativa que te sumerge en la historia.

Maus es el complemento ideal en tu biblioteca, para llevártelo de viaje o cuando tengas que esperar en una sala.
Maus es una historia que te hará disfrutar y reflexionar.

4 comentarios:

  1. Hola, Stewart Corps. Me acabo de enterar por tu comentario en Comic is Art de la existencia de este nuevo blog. Me alegro enormemente por el hecho que te hayas decidido a iniciar tu propio cuaderno de bitácora. Tiene una pinta estupenda y bastante prometedora. Los comienzos siempre son duros, pero ya verás como dentro de poco las cosas vienen rodadas por sí solas.

    Como verás, ya tienes un nuevo miembro siguiéndote (¡soy el primero!).

    Ánimo y a seguir adelante. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tus animos y apoyo, como habras comprobado yo tambien soy seguidor de tu blog. Espero tener la energia suficiente para intentar aportar mi granito de arena y compartirlo con vosotros, pero debo decir que El Hombre de Trapo es uno de los mejores blogs que tengo el placer de visitar y no lo digo por quedar bien.
      Ademas, soy fan del grupo The Police y me enganche a tu blog por tu fantastico articulo Murder by Numbers.
      Saludos y gracias otra vez

      Eliminar
  2. Hola Stewart corps. Te tengo que felicitar pues estas haciendo un buen trabajo con este blog. Yo soy mas seguidor de la Distinguida Competencia pero la verdad es que me han atrapado tus artículos sobre Maus y sobre las historias emotivas. Voy a empezar a leer Maus porque tiene muy buena pinta. Sigue con esa energía. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tus comentarios y de verdad que me alegraria mucho que te gustaran comics como Maus, en su momento pude apreciar una perspectiva diferente del Holocausto.
      Un saludo

      Eliminar